HOME

 


 
 

Marquesa Key prevaleció en el Casares (G3) y domina la especialidad

Clásico Carlos Casares (G3-1000m/Arena), Palermo

Fotos Ariel Fitzsimons
 
 
 
Sábado,Febrero 8, 2020 Por Caballosdelmundo
 

Como lo hacían los potrillos un par de turnos anteriores, en esta ocasión la principal del Hipódromo Argentino de Palermo puso en el menú las acciones del Clásico Carlos Casares (G3-1.000m/Arena), saliendo a la luz las hembras pertenecientes a la generación 2017, siendo un total de 11 los nombres que se presentaron en gateras, con altas pretensiones de triunfos.

Tomándose una gran revancha de una Zenda Bohemia (Remote) que la había anticipado en la final de precoces, el cambio de escenario le dio fuerzas a Marquesa Key (Key Deputy), que mantuvo su invicto en la recta porteña, denotando una amplia gama de cualidades para levantar su primera copa dentro del plano gradual y comenzar un crecimiento excelente.

Brillante estuvo en su montura el reconocido piloto Eduardo Ortega Pavón, que anteriormente no había podido llevar al disco al invicto Affable (Angiolo), pero esta vez contuvo desde el andarivel más externo a su guiada, cercana a la vanguardia que manejaba Nashin Blue (Le Blues) junto a Amiga Mía Song (Alcindor). La exigió el piloto paraguayo, que comenzó a prevalecer por los 300 doblegando a la favorita, y desde allí escapó ileso junto a la tranquera en una llegada cómoda.

Marcando un crono de 57"31c para el kilómetro de arena normal pero que no estaba bastante húmeda aún, Marquesa Key (Key Deputy) mantuvo un margen de 4 cuerpos a su conocida La Calabria (Luck Money) de excepcional incursión por el centro, con Nashin Blue (Le Blues) a 1 1/2 cuerpo, precediendo a una Zenda Bohemia (Remote) que no debió correr dado al nerviosismo que denotaba al ingresar a los partidores, quedando detrás: Simplify (Zensational) y Santa Halo (Sebi Halo).

Segundo impacto en cuatro salidas a la cancha para la pupila de Cesar Zapico criada por el Haras Firmamento que se llevó las dos centrales de la generación, invicta en el óvalo de Palermo, en donde pareció demostrar que la recta le cae de mil perillas a su forma de competir. Parece tener más para dar la del Nuestras Hijas (LP), sedas que no dejan de lucirse en todos los puntos del país.

Nota Gentileza: Braian Nicolás Haedo.

 
 
 
 
 
 

 

 

                             © caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.