HOME

 


 
 

Ready To Candy pegó el gran golpe ante los más considerados

Clásico Aristophanes (1000m/Arena), Palermo

Foto Ariel Fitzsimons
 
 
 
Lunes, Noviembre 25, 2019 Por Caballosdelmundo
 

El Hipódromo Argentino de Palermo tuvo a cargo su ya tradicional jornada de día lunes abriendo la semana, que contó con el pase estelar del Clásico Aristophanes (1.000m/Arena), cotejo non grade que tuvo en sus partidores a un total de 8 aspirantes que iban desde los 4 hasta los longevos 6 años de edad.

Representando a los más jóvenes del grupo y resolviendo la cita como si fuera el candidato del entrevero, Ready To Candy (Ap Candy) respondió netamente al concepto que circula dentro de su entorno, y bajando desde una mala tarea en el Gran Premio Suipacha (G1), sacó a flote su mejor versión para imponerse de banda a banda y en enorme despliegue de valentía.

Eduardo Ortega Pavón fue el sujeto principal a la hora de resolver el entrevero en favor del descendiente del padrillo Ap Candy, que a poco de partir salió disparado de la suelta, se acomodó al frente del pelotón y se fue para el lado de la tranquera, buscando el mejor lugar de la pista porteña.

De allí se manejó sereno el platense, que a pesar de la lucha que le proporcionó Cambiemos Lu (Lunatico Emperor) no se desesperó, comenzó a extender su paso en los 400 cuando lo atacaban Huracán Estival (Hurricane Cat) y Orpen Full (Orpen), para lograr defenderse a pura agallas y conservar el liderazgo hasta el cierre mismo.

Empleando un tiempo de 55"08c para completar el kilómetro de arena normal aunque un poco revuelta, Ready To Candy (Ap Candy) soportó por un margen de cabeza a Huracán Estival (Hurricane Cat), con Orpen Full (Orpen) también a la cabeza, delante de: Starry Boy (Hurricane Cat), Cambiemos Lu (Lunatico Emperor) y Ojo del Huracán (Manipulator).

Impacto número cuatro para el criado en Haras Cumeneyen que porta la blusa de la misma divisa en pistas, que recientemente en el mencionado Suipacha (G1) había tenido su único entrevero por encima del llano, termina por denotar que la confianza de su gente no era en vano, y bajo la batuta de Nicolás Tartaglia obtiene un merecido festejo que caló alto.

Nota Gentileza: Braian Nicolás Haedo.

 
 
 
 
 
 

 

 

                             © caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.