HOME

 


 
 

Miriñaque se quedó con el Nacional (G1) en un triunfo inolvidable

Gran Premio Nacional (G1-2500m/Arena), Palermo

Fotos Ariel Fitzsimons
 
 
 
Sábado, Noviembre 09, 2019 Por Caballosdelmundo
 

La triple corona del turf argentino tuvo su final en el Hipódromo Argentino de Palermo, que dispuso de las acciones del tradicional Gran Premio Nacional (G1-2.500m/Arena) Copa "Laboratorios Bagó", la cita cumbre de cada generación que nace en las pistas de nuestro país, para esta ocasión presentando un lucido lote de 11 participantes, ostentando en el evento a los ganadores de las dos primeras gemas, lamentablemente con la opción de tener un nuevo triple coronado dada por tierra en el Jockey Club (G1).

Sacando la chapa de ser nada más ni nada menos que ser el ganador de la Polla de Potrillos (G1), el espectacular Miriñaque (Hurricane Cat) obtuvo la consagración absoluta en la última gema de la Triple Corona Argentina, en una obra de magnitud enorme con total solidez, que le da indiscutiblemente el título del mejor potrillo de su generación.

Francisco Leandro Fernandes Goncalves fue el héroe en la silla del tordillo negro que entrena María Cristina Muñóz, que se contuvo entre los puestos de la retaguardia inicialmente, con el brasilero In Love (Agnes Gold) partiendo el desarrollo en fuerte tren, custodiado por Tetaze (Equal Stripes) una vez formalizada la competencia.

Dominó el del Juan Antonio (Bv) al tomar la curva, pero enseguida el de la blusa roja y blanca comenzó a acelerar por el frente externo, con medio triunfo bajo el brazo en los 300, cuando comenzaba a dominar sin lucha la competencia, sacándose de encima al favorito de la cita y estirándose con total naturalidad para cruzar la meta a puro festejo.

Desatando el delirio de su gente en las gradas, Miriñaque (Hurricane Cat) sostuvo un margen de 3 cuerpos ante un Tetaze (Equal Stripes) que dejó todo en la cancha, con el reconocido Chemin Du Ciel (Equal Stripes) alcanzando el tercer lugar, quedando cuarto el líder In Love (Agnes Gold), delante de: Roman Joy (Fortify) y Enfermizo Paradiso (Fragotero), todo al cabo de un guarismo de 2'33"89c para cerrar los 2.500 metros de una arena en esplendoroso estado normal.

Cuarta medalla dorada en un total de siete incursiones para el referente absoluto de la divisa Parque Patricios que comparte sedas con el también rendidor Pure Nelson, otorgando un festejo inolvidable a todo su entorno que vibró como nunca en la carrera más importante de la generación, obteniendo dos de las tres gemas de la Triple Corona, empezando su campaña en los 1.000 metros, hasta llegar a los 2.500 de distancia, en donde encuentra su punto cumbre y se alza como el mejor potrillo de la generación.

Nota Gentileza: Braian Nicolás Haedo.

 
 
 
 
 
 

 

 

                             © caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.