HOME


 
 

Chic Nistel pudo con Ilde y mantiene su hegemonía platense

Clásico Raul Aristegui (G2-1500m/Arena), La Plata

 

Fotos Ariel Fitzsimons
 
 
 
Sábado, Junio 8, 2019 Por Caballosdelmundo
 

Un sábado de pura actividad se vivió en las instalaciones del Hipódromo de La Plata, que ubicó como prueba magna en la consideración al Clásico Raul Aristegui (G2-1.500m/Arena), estructurado para potrancas de la generación 2016, que tuvo la participación de seis animadoras en gateras, con la baja de Tesina (Suggestive Boy).

Retornando exitosamente a la pista que mejor le cae a su caudal de potencial, la notable Chic Nistel (Van Nistelrooy) mantuvo una vez su invicto sureño, que ya está en 6 preseas doradas, sosteniendo toda la recta a la brava Ilde (Suggestive Boy), en un descomunal mano a mano protagonizado por ambas que quedó a favor de la ya experimentada potranca marplatense.

Intachable estuvo para tomar las decisiones el jockey Cristian Velázquez sobre la descendiente de Van Nistelrooy, que formalizada la competencia se puso al frente del lote, pero recorriendo los primeros 400 ya tenía a Ilde (Suggestive Boy) a su par, con la intención de no dejarla mover.

Incluso logró superar su figura escasamente antes de la recta, pero una vez desembocada la misma, aprovecho estar pegada a las tablas para estirar medio cuerpo a su favor, el mismo que mantuvo con una férrea defensa ante los incuestionables esfuerzos que realizaba Eduardo Ortega Pavón en la montura de la escolta, que hizo realmente todo, pero no pudo doblegar a la ganadora.

Parando el reloj platense en un registro definitivo de 1'31"39c para los 1.500 metros de arena normal, Chic Nistel (Van Nistelrooy) sostuvo a base de calidad por 1/2 cuerpo los intentos de Ilde (Suggestive Boy), mientras que sin entrar en la definición quedaban detrás Miss Eder (Equal Stripes), Baronesa Asiática (Asiatic Boy), Lovely True (True Cause) y Joy Velika (Fortify).

Séptimo impacto en un total de 8 intervenciones para la zaina criada en el Haras Firmamento que entrena Cesar Zapico, que mantiene su invicto en el Hipódromo de La Plata, lugar donde cosechó todas sus medallas, y se autoproclama indudablemente la reina de la generación. Solo falló en el Atucha (G1) porteño la de las sedas Nuestras Hijas, que corre sin cuentos y merece una nueva chance de G1 en su horizonte.

Nota Gentileza: Braian Nicolás Haedo.

 
 
 
 
 
 

 

 

                             © caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.