HOME


 
 

Mi Chispaso utilizó su receta predilecta y se tornó inalcanzable

Clásico Calidoscopio (2400m), San Isidro

 

Fotos Ariel Fitzsimons
 
 
 
Miércoles, Octubre 10, 2018 Por Caballosdelmundo
 

Dando por finalizada la doble escena de nivel jerárquico que ofreció el Hipódromo de San Isidro, se puso a disposición la disputa del Clásico Calidoscopio (2.400m), un largometraje reservado para todo caballo de 4 años y más edad, que obtuvo la participación de 6 integrantes, en carrera que reinaba la paridad.

En una espectacular demostración de velocidad inicial, resistencia, y un coraje impregnado de potencia, el forastero Mi Chispaso (Scooby) mostró las cualidades que siempre se le vieron en el interior del país, para conjugar el mejor logro oficial de su campaña, haciendo las cosas de un solo tirón, tal como suele ser su habitual táctica.

Conocedor de sus fuerzas, estuvo excelso en su montura el piloto Alcides Coronel Espínola, que a la hora de largar salió decididamente a buscar la punta de la carrera, estirando amplias ventajas a su favor sobre la figura del tordillo Thunder Blue (Honour And Glory), mientras que El Escoltado (Jump Start) corría por el frente interno.

El regule del piloto paraguayo fue lo que le hizo ganar la carrera al representante del Stud Los Cinco (Río Cuarto), al cual le fueron achicando margen, pero tomó la curva con fuerza, estiró apropiado margen, y arriba contuvo a base de poderío la carga propuesta por Little Vicky -Uru- (T.H. Approval) que no lo pudo derribar.

Empleando un registro de 2'29"52c para las 24 cuadras de terreno normal, y con parciales iniciales de 25"67c y 49"76c, Mi Chispaso (Scooby) contuvo por 1/2 pescuezo la arremetida de Little Vicky -Uru- (T.H. Approval) de gran carrera, cruzando ya lejos en las posiciones restantes Hooker (Perfectperformance), Thunder Blue (Honour And Glory), Thabor (Catcher In The Rye), y El Escoltado (Jump Start).

Homenajeando a Calidoscopio justamente con la táctica completamente inversa a la que aquél utilizaba en canchas, el veterano de 6 años que milita bajo las órdenes de Raúl Lanfranco se sacó la espina de poder tomar por asalto las pistas locales para un triunfo excelso, y empezar a soñar con el futuro del alazán, que seguramente estará en el Gran Premio Dardo Rocha (G1).

Nota Gentileza: Braian Nicolás Haedo.

 
 
 
 
 

 

 

                             © caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.