Justify brilló en Nueva York y se consagró como el 13° Triple Coronado de la historia

Belmont Stakes (G1-2400m/Arena), Belmont Park

 

Foto Cortesía by Chelsea Durand/NYRA.
 
 
 
Sábado, Junio 9, 2018 Por Caballosdelmundo
 

Y la historia se rindió a los pies de Justify. Ese tremendo hijo de Scat Daddy que jamás dejó alguna chance a sus rivales, no tuvo ninguna duda en hacer otra demostración fatal de su poderío inconmensurable ante una multitud que rondó las 100 mil personas en las instalaciones de Belmont Park, en la cálida Elmont, Nueva York, para completar la tercer gema de la Triple Corona Norteamericana, y anotar su nombre en los libros de historia, siendo el décimo tercer triplecoronado, y el segundo en hacerlo en condición de invicto, recordando que el único con anterioridad había sido el recordado Seattle Slew en 1977.

Con la fe absoluta de un experimentado jinete como Mike Smith, el gigantesco alazán de unos 550 kilos de pura musculatura largó directamente con una propulsión rumbo a comandar las acciones del desarrollo, con un Restoring Hope (Giant's Causeway) que lo comenzaba a perseguir abierto, con el resto del lote compactado a unos dos cuerpos del líder, que dominaba sin atenuantes la prueba, a sabiendas de su ya reconocida brazada. Fue poco a poco transcurriendo sin cambios el cotejo, hasta que una cuadra antes de tomar la recta el bravo Vino Rosso (Curlin) fue decidido a buscarlo, quedando a 3/4 cuerpo, distancia que rápidamente se volvió a extender, debido a lo bien que tomó la curva definitiva.

Parecía que se le acercaba con intenciones de arruinarle la fiesta el zaguero Grokowski (Lonhro), que salía de adentro hacia afuera para emprender su estocada mortal, pero un Justify (Scat Daddy) intachable mantenía un paso imposible de seguir, y el atacante no le descontaba ni siquiera un centímetro, para terminar la carrera desatando la euforia de toda la afición, que lo veía inmortalizarse al cruzar la sentencia con 2 cuerpos a su favor por sobre las ganas del pensionista de Chad Brown, que realizó una prueba espectacular, viniendo desde muy lejos en los tramos iniciales, para descontar mucho en el epílogo, terminando por delante de Hofburg (Tapit) que se sobrepuso a un Vino Rosso (Curlin) que pagó el precio de intentar ir a buscar al campeón. El registro establecido para recorrer los 2.400 metros del 150° Belmont Stakes fue de 2'28"18c.

Reteniendo su invicto en 6 presentaciones, Justify (Scat Daddy) agotó todos los elogios posibles por parte de su entrenador Bob Baffert, que de esta manera vuelve a estar en la cima de la cuida mundial, tal como lo hizo en el 2015 con American Pharoah, luego de una sequía inmensa, debido a la dimensión de dificultad que conlleva unir el Kentucky Derby (G1), el Preakness Stakes (G1), y sobre todo este último trascendental pase como el Belmont Stakes (G1), que hace subir 400 metros de distancia con poco tiempo de preparación. Solamente los verdaderos cracks logran adjudicarse la Triple Corona de los Estados Unidos, esa que el inmenso Justify hizo suya, para anotarse en ese selecto grupo de 13 ejemplares que reviven la gloria de un deporte tan emocionante como lo es el turf.

Nota Gentileza: Braian Nicolás Haedo.

 
 
 
 

 

 

                             © caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.