Magical Touch fue una máquina de correr en el Estrellas Mile (G1)

Gran Premio Estrellas Mile (G1-1600m), Palermo

 

Fotos Ariel Fitzsimons
 
 
 
Lunes, Julio 9, 2018 Por Caballosdelmundo
 

Cambiando el esquema con la programación del 30 de Mayo, esta vez el Gran Premio Estrellas Mile (G1-1.600m) "Copa Biogénesis Bagó" fue el primero de los cuatro en copar la escena, siendo la cita con mayor cantidad de ratificados, con una extensa nómina de 15 participantes ante la baja con anticipación del bravo New Indy (Indygo Shiner) que le esquivó al duro evento.

En una espléndida demostración cargada de brillo por parte de una calidad notable, Magical Touch (Roman Ruler) respondió de lleno a la enorme confianza de su entrenador que lo anotó en una carrera de las grandes sin tener el fogueo de otros, pero derrotando con extrema sencillez a todos los que le salieron al cruce, sellando su obra cumbre en el más alto de los niveles.

Sin demasiados contratiempos en la suelta, como los supo tener en otras ocasiones, el crédito del Stud Facundito se empleó más cerca de lo suele tenernos acostumbrado, como si Eduardo Ortega Pavón notara que su conducido iba a definir seguramente las acciones.

Ni bien desembocaron en la curva final el jinete paraguayo le mostró la cancha por el frente externo, y como si recién largara, al comenzar a exigirlo desplegó un accionar descomunal, para superar fácilmente la resistencia de un fogueado Lencelot (Sidney's Candy) que no pudo hacer absolutamente nada ante la superioridad extrema del vástago de Roman Ruler.

De manera inobjetable, Magical Touch (Roman Ruler) le estiró una diferencia de 5 cuerpos al puntero Lencelot (Sidney's Candy) que igualmente estuvo a la altura, quedando en las colocaciones restantes del marcador Cry Me A River (Not For Sale), Roman Crest (Roman Ruler), Starry Boy (Hurricane Cat) y Daniel Boone (Roman Ruler), empleando un tiempo final de 1'34"93c para recorrer los 1.600 metros de pista pesada.

Primer triunfo gradual para el criado en el Haras Vacación, que de esta forma se sube al pedestal de una milla que no encuentra su rey, quedando netamente como uno de los responsables de demostrar en lo que resta del año sus tremendas capacidades. Fue un paseo brillante lo que hizo el pupilo de Pablo Sahagián, con una curva ascendente que parece no haber tocado su techo máximo.

Nota Gentileza: Braian Nicolás Haedo.

 
 
 
 
 

 

 

                             © caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.