Falleció el Dr. Carlos Carabajal

Una vida dedicada al turf

 

Carlos Carabajal con su hija Lucrecia
 
 
Viernes, Julio 21, 2017 Por Caballosdelmundo
 

En su curso de Manejo y Entrenamiento del Sangre Pura de Carrera, el Médico Veterinario, entrenador y docente Carlos Carabajal, fallecido hoy, a los 79 años, llegaba a la culminación de sus esfuerzos y anhelos de una vida dedicada al turf y, sobre todo, al protagonista principal de cada carrera.

Hijo de un cuidador, Aagapito, su trayectoria, desde el residente en el Haras El Candil hasta el cuidador de Ordak Dan, pasó por momentos que dejaron marca, como la descripción e impulso de la cirugía de rodilla del equino o el paso por studs como Ojo de Agua.

Padre de 9 hombres y mujeres que en menor o mayor medida heredaron su pasión por la hípica, su “creación” máxima fue Lucrecia –aunque desmentía Carabajal su influencia–, que hace unos meses se convirtió en la jocketa más ganadora de la historia argentina, superando a una estrella que atravesó las fronteras del turf, Marina Lezcano.

Carlos le dio montas, cómo no, a su hija, pero el carácter fuerte de ambos los separó, incluso en los tiempos en que Lucrecia dirigía a Ordak Dan, otra gran obra del veterinario-entrenador, que cuando se vio sin energías suficientes para continuar manejándolo, tras la primera de sus tres victorias en el Gran Premio 25 de Mayo (G1), recomendó a Carly Etchechoury, con el que el notable defensor del stud Misterio alcanzó la trifecta de triunfos en aquel clásico y compitió en la Breeders' Cup Turf.

En un audiovisual, el veterinario y entrenador describe a todos los trabajadores de una caballeriza, desde el peón al herrero, y lo que pasa antes y después de que el animal entra al box. "De aquí (su curso) se puede salir conociendo cómo comprar un sangre pura y también cuándo venderlo; hay un pico de rendimiento y si no se aprovecha puede venir la caída".

A aquel curso de Manejo le corrió en paralelo el que brindó en el Hipódromo de San Isidro, para personal de stud y familiares de profesionales. "Me quedo con la cirugía", aseguraba Carabajal cuando se le preguntaba qué tarea elegía de todas las que hizo en el turf. Debe ser una de las pocas que no enseñó a sus apasionados alumnos y a todos los que quisieran escucharlo.

Nota Gentileza: Braian Nicolas Haedo.

 

 

 

                             © caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.