Daddys Lil Darling le dio el cierre a la temporada

American Oaks (G1), Santa Anita

 

 
 
 
Sábado, Diciembre 30, 2017 Por caballosdelmundo.com
 

El último cotejo de máximo nivel que se llevó a cabo en la hípica norteamericana se trató del American Oaks (G1-2000m), en el riguroso césped de Santa Anita, el 30 de Diciembre, concluyendo con la temporada 2017. El clásico dejó observar la coronación definitiva de una arrimadora serial como Daddys Lil Darling (Scat Daddy) que, tras pegar en el palo varias veces en entreveros de similar talla, tuvo su tarde perfecta para quedarse con la corona.

 

Siempre escondida y pegada a las tablas la desenvolvió su jinete Mike Smith, que la montaba por primera vez, observando con mucha calma cómo adelante se apuraba a dominar el desarrollo Coachwhip (So You Think), perseguida por la favorita New Money Honey (Medaglia d’Oro). A la altura de recorrer la milla, el piloto la despegó de los palos hacia un tercer andarivel para emprender una estocada decisiva en busca del triunfo.

 

Primero le costó un poco quebrar la resistencia de New Money Honey, pero cuando lo hizo se fue directamente al espejo conteniendo con soltura el ataque decisivo que proponía la irlandesa Madam Dancealot (Sir Prancealot).

 

Fue ½ cuerpo la diferencia a favor de la entrenada por Kenneth McPeek ante la conducida por Corey Nakatani, mientras que a otros 1 ½ cuerpos cruzó Kathy's Song (Candy Ride) y a ½ cuerpo más lo hizo New Money Honey. El tiempo final fue de 2'0"11c para los 10 furlongs de césped firme, con fracciones de 24"38c, 48"68c, 1'12"83c, y 1'36"83c.

 

De esta manera sumó su primera medalla de Grupo Uno la potranca de 3 años que es reservada de Normandy Farm. En su palmarés cuenta con victorias en el Pocahontas Stakes (G2), en Churchill Downs, y el Dueling Grounds Oaks (L), en Kentucky Downs, pero además ostenta cuatro segundos puestos en la máxima escala, lease Darley Alcibiades Stakes (G1), Ashland Stakes (G1), Longines Kentucky Oaks (G1) y el más reciente en el Queen Elizabeth II Challenge Cup Stakes (G1).

 

Se sacó la espina de no haber podido vencer con anterioridad en el nivel más alto, pero esta vez a base de coraje y su habitual potencia, Daddys Lil Darling dejó en claro en el césped de Santa Anita Park que tiene un futuro enorme, como para catapultarla a ser una gran figura en el 2018.

Nota Gentileza: Braian Nicolás Haedo.

 
 

 

 

                             © caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.