Sir Fever es un crack y Santa Guapa, la N°1

Las Pollas de Maroñas

 

Fotos Cortesía Maroñas  

 

 

Domingo, Septiembre 7, 2014 Por Gustavo Gonzalez

Sir Fever es un caballo de otro planeta. El turf uruguayo espera que surja algo parecido a Invasor desde hace nueve años. La vara está allá arriba, igual que ciertas cotizaciones a la hora de exportar los ejemplares que compiten en Maroñas, y este caballo le azuza la ilusión, le da aire a aquella esperanza.

VIDEO >

La recta final del Gran Premio Polla de Potrillos (G 1-1600 m) fue una fiesta en Maroñas. El gran favorito, el invicto, galopaba rumbo al disco después de dirimir con Asiatic Gin un duelo que comenzó unos 150 metros después de la largada.

¿Y quién era el osado que fue a pelear al crack? Se trata de un potrillo argentino, hijo de Asiatic Boy, nacido en el haras Firmamento. También había llegado a esta carrera sin haber perdido, pero en su caso en dos salidas en las condicionales. Claro, en la última había ganado por más de once cuerpos en esta misma distancia. La experiencia en el tiro era la única ventaja que podía concederse que poseía el pupilo de Walter Báez.

Después de observar lo que ocurrió ahora, es sencillo decir que la confianza en Asiatic Gin era excesiva. José Silva, desde las riendas, nunca pensó en contener al enemigo y Sir Fever corrió naturalmente, algo que pudo corroborarse en el codo, cuando Silva ya empezó a pegar, mientras que Federico Piriz se mantenía en postura.

El jinete ganador se mostró demasiado susceptible para alguien que acababa de bajarse del héroe de la primera instancia de la Triple Corona: “Es manso, lo ponés donde quieras; en el codo ya se veía que venía estirado en el Báez. Le tenía gran confianza y le ha demostrado al público que no tenía que haber dudas; les tapó la boca a muchos”.

Se sabe que hubo ofertas por Sir Fever, que pertenece al stud Oro Negro. “Yo quisiera correr la Triple Corona”, dijo Piriz, que obtuvo su primer triunfo de Grupo 1 y cuyo padre, Jorge, es el entrenador. “Es una máquina de correr. Donde venga en el desarrollo está bien. En la segunda pasada que hizo antes de debutar le había ganado a un 3 años ganador”, comentó el preparador.

Sir Fever pertenece a la primera generación uruguaya del padrillo Texas Fever (Victory Gallop) y su madre es la argentina Sirina (Rainbow Corner), criada por Las Matildes en el Haras La Quebrada, que la exportó a Uruguay.

 

 

SANTA GUAPA Y NO HUBO DUDAS  

 

La Polla de Potrancas (G 1-1600 m) no ofrecía un panorama tan claro, por eso la victoria de Santa Guapa encarrila bastante el ranking, en especial porque su escolta fue Paradine: con los puestos invertidos, ambas venían de definir el Gran Criterium (G 3-1500 m).

VIDEO >

Paradine pasó al frente hacia la mitad del trayecto, entrando en el codo, tras superar a Sub Champ, y el ritmo se aceleró. Mientras, Damián de Arrascaeta traía a Santa Guapa tercera, expectante; por dentro primero y sacando a la derecha luego. En la recta, Paradine sacó ventaja y Santa Guapa, una vez que se armó, tras doblar abierta, atropelló fuerte. No encontró resistencia; dominó a 250 metros y ganó por cuatro largos.

Emocionado, dijo Álvaro Mattos, criador y propietario de la hija del padrillo brasileño Capitano Corelli: “La potranca nació en nuestro haras [Las Piedras]. Es un sueño realizado.”

El entrenador de la yegua, Ivo Pereira, lidera la estadística de Maroñas. Llegó en 2003 a Maroñas este brasileño, que ahora suma su segundo éxito en la Polla de Potrancas. “Cuidé al padre y a la madre (ambos criados en Brasil). De Santa Guapa destaco el corazón, la garra. Es una yegua muy tranquila, mansa. Ella te enseña a entrenar”.

Pero la historia de la carrera es la de los De Arrascaeta: Damián es hijo de Julio, el entrenador, que ganó la Polla el año pasado como… jockey. “Es mi primer Grupo 1”, enfatizó el jinete, que empezó su trayectoria en Colonia. “Demostró que es la mejor. Largó bien, me quedé cuarto, vino fácil”, agregó el piloto.

 

 

 

                             © caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.