La argentina Patola brilló ante calificados fondistas

Clásico Enrique Meiggs (G3), Monterrico

Fotos Cortesía Julio Villanueva

 

Domingo, Enero 23, 2011 Por Oscar Hernandez - Corresponsal de caballosdelmundo.com en Perú

Gran yegua. La argentina Patola, presentándose con fuerza en los tramos finales, se impuso en el clásico “Enrique Meiggs” (G3-2000 m), que se corrió este domingo en la pista de arena del hipódromo de Monterrico. En la mejor actuación  de toda su campaña, la hija de High Yield se dio el lujo de derrotar a calificados ejemplares fondistas y sin duda será protagonista en los principales clásicos de la presente temporada.

La pensionista del stud “El Catorce”, que llevó la acertada conducción del jinete Víctor Fernández, superó por ¼ de cuerpo a Kabú (Buddha), mientras que tercero a ½ cuerpo llegó Spicer Boy (Lemmon Drop Kid) y cuarto a 1 ¼ cuerpos remató el favorito Koko Mambo (Apprentice), que fue el puntero de la carrera. La yegua argentina que entrena Augusto Olivares empleó el registro de 2’6” para los 2000 metros.

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

Koko Mambo había tenido una discreta reaparición en el clásico “José Rodriguez Razzeto”, pero ahora llegaba mejor a la carrera. Tenía destacados ejercicios y todo hacía suponer que la carrera la tenía a su favor. Más aún si recordamos que fue considerado Caballo del Año, por sus brillantes triunfos en el “Ricardo Ortiz de Zevallos” y el “Derby Nacional”. Entonces, con todos esos pergaminos, Koko Mambo era el caballo de la carrera. Todas las miradas apuntaban al pensionista del stud “San Pablo”, que enfrentaba a Kabú, Patola y Spicer Boy.

Ni bien se abrieron las celdas del partidor, el favorito Koko Mambo dio un salto al partir, sin embargo, rápidamente se recuperó y se adueñó de la punta. Kabú vino en su persecución, dejando tercera a la yegua Patola y cuarto a Spicer Boy. En ese orden, cruzaron por primera vez la meta, siempre con Koko Mambo enseñando el camino.

Casi no se presentaron mayores variaciones hasta llegar el poste de los últimos 1,000 metros, con Koko Mambo haciendo  su propio juego en la delantera. El hijo de Apprentice le llevaba poco más de cuerpo y medio a Patola, que adelantaba a Kabú y Spicer Boy. Se podía advertir que el tren era demasiado lento. Nadie quería ir a pelear con el puntero.

Poco antes de ingresar a la recta final, Koko Mambo seguía firme en la punta pero no era el caballo de otras tardes, cuando le gustaba correr libre y con un paso demoledor lo definía todo. Koko Mambo llevaba pequeña ventaja sobre Patola y Kabú que no le perdían pisada. Y más atrás venía Spicer Boy, corriendo más cerca que nunca.

Una vez en la recta final, Koko Mambo se mantenía a duras penas en la punta ante el rigor de su jinete Carlos Trujillo que le pedía el último esfuerzo. Patola y Kabú asomaban con fuerza y Spicer Boy empezaba a descontar terreno. Con ese panorama, se podía advertir que Koko Mambo ya no daba más. En cambio,  la yegua Patola lucía más entera mientras que Kabú seguía firme en la lucha y Spicer Boy poco a poco comenzaba a descontar.

A 300 metros para la sentencia, el jinete Víctor Fernández lanzó con todo a Patola que se fue pos del puntero Koko Mambo al cual alcanzó y dominó para perfilarse como la ganadora de la prueba. Kabú no renunciaba a la carrera y todavía se le veía con fuerza. A todo esto, Spicer Boy era exigido a fondo para tratar de acortar ventajas.

Al final, Patola fue la justa ganadora y pudo controlar las arremetidas tanto de Kabú como el de Spicer Boy, mientras que el favorito Koko Mambo llegó solamente cuarto.

Gran triunfo de Patola que  no corrió en punta como a ella le gusta. Esta vez, le cambiaron el sistema y vino corriendo a la expectativa a sabiendas que Koko Mambo era el claro puntero de la carrera. Definitivamente, Patola está para cosa mayores.

El placé de la prueba fue para Kabú que vino segundo y después tercero del puntero Koko Mambo. Y cuando parecía que en la recta final decaía en su accionar, reaccionó para avanzar y llegar segundo cerca de la ganadora. Gran carrera. Y demostró que tiene fondo. Tercero Spicer Boy que no contó con un desarrollo ideal para lucir su atropellada.

Párrafo aparte merece el favorito Koko Mambo. Sinceramente, pensábamos que el hijo de Apprentice se iba a recuperar en esta prueba pero el caballo volvió a fracasar. Da la impresión que ya no es el mismo de antes. Quizás sus problemas musculares lo estén afectando y eso hace que  merme su rendimiento. Pero no le quitamos el crédito.

Patola es una alazana de 4 años descendiente de High Yield y la argentina Sweet Speech, por Victory Speech, nacida y criada en el haras argentino “La Quebrada”. Pertenece a los afortunadas sedas del stud “El Catorce”, de propiedad de Claudio Pizarro. El jinete Víctor Fernández se comportó a gran altura y el preparador Augusto Olivares la tiene en magnífico nivel. Esta es la sexta victoria en 18 salidas a las pistas.

 

<< Home

 

 

<< Home

                             © 2006-2011 caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.