Infiernillo obtuvo la cuarta corona de la hípica Peruana

Gran Premio Nacional (G1), Monterrico

Fotos Cortesía Julio Villanueva

 

Domingo, Enero 9, 2011 Por Oscar Hernandez - Corresponsal de caballosdelmundo.com en Perú

A lo grande. El juvenil Infiernillo logró la victoria más espectacular de su campaña al imponerse de un punta a punta en el “Gran Premio Nacional-Augusto B. Leguía” (G1-2600 m), que se corrió este domingo en el óvalo verde del hipódromo de Monterrico.

El hijo de Quintillón se agarró bien a la pista de césped y ganó con clase y propiedad la cuarta corona de la hípica peruana. Fahed Jr., ganador del “Derby Nacional” (G1-2400 m) fue el gran ausente de la carrera. No lo quisieron arriesgar en esta pista. Y no corrió Zeus.

El pupilo de Juan Suárez controló la arremetida de la juvenil Private Affair (Privately Held) a la que superó por un 1 ¼ cuerpos, en tanto que tercero llegó Blue Boy (Kessef) a 1 ½ cuerpos y cuarta la juvenil Florista (Privately Held) a 2 ¾ cuerpos. Luego llegaron: Berlusconi, Bellamy, Big Tiger, Mago Feliz, Amir Khan, Mar de Copas, Bucher, Pichón, Negra Azul y Chispeao, cuyo jinete, el chileno Héctor Berríos, rodó al enrredarse en los posteriores de Mago Feliz a 250 metros para la sentencia.

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

Ya sin la presencia de Fahed Jr., el “Gran Premio” pasó a convertirse en una carrera abierta y con opciones repartidas. Los catedráticos inclinaron sus preferencias por el juvenil Chispeao y la yegua Private Affair, por su buen desempeño en la pista de grama. Sin embargo, surgían otros candidatos al triunfo como Blue Boy y también Infiernillo, animadores en las principales coronas, y otros juveniles con figuraciones clásicas. Había enorme expectativa por esta prueba, pues de este resultado surgía el primer representante de la hípica peruana para el “Latino” de marzo  en el hipódromo de San Isidro.

Como era de esperarse, Infiernillo salió a correr firme en la punta seguido por Bellamy, Mago Feliz, Blue Boy, Florista, Big, Tiger, Private Affair, Mar de Copas, Berlusconi, Bucher, Amir Khan, Negra Azul y Pichón. Al cruzar por primera vez la meta, Infiernillo venía cómodo en la punta y le llevaba 2 cuerpos de ventaja a Blue Boy; tercero se desempeñaba Mago Feliz delante de Mar de Copas. Se advertía un tren de carrera demasiado lento.

Al llegar a mitad de recorrido, Infiernillo venía disparado con 5 cuerpos de ventaja sobre Mar de Copas, mientras que tercero a 2 cuerpos lo hacía Blue Boy, cuarto Mago Feliz. Luego venía el resto del pelotón. Private Affair empezaba a mejorar posiciones y Chispeao venía corriendo en los últimos lugares.

En la recta final, Infiernillo seguía firme en punta. Diríamos que su jinete Carlos Javier Herrera le daba un respiro ya que cargó con todo el peso de la carrera. Y de ello aprovecharon Mar de Copas, Blue Boy y Mago Feliz para descontar terreno. Se podía apreciar que Private Affair avanzaba por el lado exterior y Chispeao sorteaba rivales.

A 200 metros para la meta, Infiernillo sacó a relucir su clase y pudo controlar los avances de Blue Boy y Mago Feliz, que vinieron en su persecución. De los restantes, Private Affair y Chispeao comenzaron a acercarse. Sin embargo, Chispeao quedó fuera de carrera ya que cuando estaba pasando se enredó en los posteriores de Mago Feliz, produciéndose la rodada del jinete chileno Héctor Berríos, felizmente sin consecuencias que lamentar. Solamente un fuerte golpe en una rodilla.

Al final, Infiernillo controló el avance de la juvenil Private Affair, que dejó en el tercer lugar a Blue Boy que las tuvo todas para ganar. En resumen, Infiernillo logró un gran triunfo y demostró tener fondo. Ya había demostrado condiciones al llegar tercero de Murjan en la “Polla de Potrillos”, segundo en el “Ortiz”, ganado por Fahed Jr., y  quinto de Fahed Jr. en el “Derby Nacional” (sufrió un fuerte proceso febril antes de la carrera).

Infiernillo era toda una incógnita. Había duda sobre si podía adaptarse en la pista de césped y si llegaba a los 2600 metros, y el hijo de Quintillón superó con nota alta el exámen. Ahora, creemos que tenemos un digno representante en el “Latino” a correrse en el óvalo verde de San Isidro. Al menos, por todo lo que ha demostrado.

Private Affair cayó batida con todos los honores. Vino a medio grupo y avanzó en los tramos finales pero no le pudo dar caza al puntero. Blue Boy mostró parejo rendimiento y será un duro rival en el futuro. La juvenil Florista cumplió mejor de lo esperado. Comentario aparte merece el juvenil Chispeao, que tuvo una semana fatal. Días previos sufrió un accidente (se chocó con otro caballo cuando trabajaba) que lo pudo sacar de carrera; aún así, pudo correr y hasta dio la impresión de que pudo haber ganado.

Infiernillo es un juvenil de 3 años descendiente de Quintillon y Branch, por Book The Band, oriundo del haras Alydar y que pertenece al Stud Porongoche, cuyo propietario es Julio Bustamante. Carlos Javier Herrera se comportó a gran altura y fue presentado en óptimo nivel por el preparador Juan Suárez. Este es el tercer éxito de Infiernillo en sus 6 salidas a las pistas.

 

<< Home

 

 

<< Home

                             © 2006-2011 caballosdelmundo.com. Todos los derechos reservados.